Informe recomienda abrir visas para emprendedores jóvenes de todas las profesiones, en Australia

¿Qué tan realística es la propuesta del Instituto Grattan de impulsar la inmigración patrocinada de personas de todas las profesiones, siempre y cuando ganen AU$80.000 al año? El experto en inmigración Juan Rincón nos da su opinión.

BY CARMENZA JIMENEZ

El Instituto Grattan, que se dedica a desarrollar políticas públicas de alta calidad para el futuro de Australia y que se identifica como un grupo de reflexión no partidista, ha publicado un informe en el que recomienda poner los visados patrocinados por el empleador a disposición de personas de todas las profesiones, siempre que éstas puedan devengar 80.000 dólares o más al año, con el objetivo de atraer a los inmigrantes permanentes más jóvenes.

El reporte afirma que el sistema de inmigración cualificada de Australia debería ser revisado para favorecer a los inmigrantes más jóvenes y sugiere que el visado de inversión empresarial debe ser eliminado, al tiempo que predice que los cambios supondrían un ahorro de miles de millones de dólares al año.

SBS Spanish entrevistó sobre este tema al agente migratorio Juan Rincón, especialista en mercado Latinoamericano.

El Instituto Grattan ha publicado un informe en el que recomienda poner los visados patrocinados por el empleador a disposición de personas de todas las profesiones siempre que ganen 80.000 dólares o más al año, con el objetivo de atraer a los inmigrantes permanentes más jóvenes. ¿Cuál es tu opinión?

Esta propuesta que ellos hacen en este reporte de no utilizar las ocupaciones como están en esta lista, sino trabajar básicamente como un ingreso mínimo y darles la oportunidad a todas las ocupaciones, a mí me parece novedosa e interesante. Me parece que puede permitirle tanto a las empresas como a los inmigrantes calificados solucionar una serie de situaciones que afrontan en este momento y que se generan Código ocupaciones es un documento muy viejo, muy fuera del mercado real.

No obstante, también hay que mirarlo desde el otro punto de vist: subir el salario mínimo para el patrocinio de empresas, de 53.900 que es donde está ahora, a 80.000, también va a generar muchísimos recortes en empresas que quieran contratar extranjeros, porque los trabajadores extranjeros son mucho más costosos.

Eso reactivaría entonces la tradicional polémica de los australianos en el sentido de que los inmigrantes les están quitando sus puestos.

Esa es la gran polémica, aunque jamás logran probarlo: que los inmigrantes les quitemos el trabajo a los australianos es una lectura que siempre se tiene; por qué no, en vez de ofrecerles trabajo a los a los extranjeros no invierten en capacitación de los australianos. Siempre hay esa discusión. A mí lo que me llama la atención de este reporte es que habla como si el beneficio que traemos los inmigrantes es únicamente que pagamos más impuestos, lo cual realmente me parece que es simplemente uno de los muchísimos aspectos del problema.

El Instituto Gratton afirma que el sistema de inmigración cualificada de Australia debería ser revisado para favorecer a los inmigrantes más jóvenes. Si hablamos de estudiantes internacionales, la mayoría de ellos son muy jóvenes y entre ellos con mucha frecuencia se encuentran personas que ya tienen un título profesional en su país. ¿Esta propuesta favorecería también estudiantes internacionales?

Definitivamente esa parte la propuesta si los favorece, porque lo que el  Instituto Grattan está recomendando es que el número de visas para estudiantes calificados se aumente y eso definitivamente beneficiaría a los estudiantes internacionales.

Teniendo en cuenta que las fronteras en Australia aparentemente no se abrirán hasta mediados del próximo año, según el mismo gobierno lo ha sugerido, ¿cómo ves la aplicación o la respuesta a esta sugerencia? ¿Se puede aplicar por ejemplo a personas que ya se encuentran en el país, con visas ya sea de estudiantes o temporales? ¿O esto sería específicamente para nuevos inmigrantes?

En este momento estamos hablando de los que están aquí, pues definitivamente son los primeros beneficiados, pero en el mediano plazo, es decir, en 1 o 2 años, la migración para los que están fuera del país también se va a beneficiar si el gobierno acepta esta propuesta, porque el emigrante calificado que está fuera del país y que quiere inmigrar directamente a trabajar, es un número muy grande de personas.

Recuerda que antes de la pandemia, quizá en el 2019 hacia atrás, había todo un camino de poder inmigrar directamente como trabajador calificado. Este camino poco a poco se fue cerrando en la medida en que el sistema de puntaje se hizo inmanejable y llegar a 100 de 105 puntos, era solamente posible para personas que estaban en Australia estudiando. Pero antes, y te estoy hablando de la migración durante décadas, había un programa inmigración calificada muy exitoso por el que llegamos muchas personas directamente a trabajar a Australia, sin necesidad de pasar por los años de estudio que ahora son necesarios.

El informe sugiere también que el visado de inversión empresarial debería ser eliminado y predice que los cambios supondrían un ahorro de miles de millones al año. ¿Cómo funciona un visado de innovación e inversión empresarial?

En el presupuesto del 2020-2021 que salió tan tarde porque lo publicaron prácticamente en octubre del año pasado, y en el de ahora, se hizo una reorganización de las visas de inversión y de emprendimiento. Y se metieron muchos más cupos. Estas son las visas donde el inmigrante llega a hacer una inversión o a proponer un negocio.

Estas visas, pues realmente no son visas permanentes ya, el sistema las trata como visas temporales, es decir, la persona llega con la obligación de poner un negocio, tiene que crear un mínimo de empleos para los australianos y operar durante un periodo. En este momento ese período es de por lo menos 3 años, en un lapso de 5, y si cumple esos requisitos ya ganan la residencia permanente.

Esa es una iniciativa de este Gobierno, con la que pretende atraer inversión extranjera. Básicamente lo que ellos pretenden es atraer pequeños y medianos empresarios, eso es lo que no le gusta al instituto Grattan.

Claro, eso es lo que ellos están sugiriendo que se cambie y afirman que la decisión del Gobierno de asignar más plazas a los flujos de inversión empresarial y de talento global va en la dirección equivocada.

Correcto, a ellos no les gustan los inversionistas y los empresarios. Yo personalmente no estoy de acuerdo. Yo creo que también es necesario que haya la oportunidad de venir como empresario y venir como ´entrepreneur´. De hecho, a mí la visa de ´entrepreneur´ (emprendedor, microempresario) me parece que para nosotros los latinoamericanos abre unas opciones muy interesantes porque en Latinoamérica hay muchísimo talento, hay muchísimas personas que tienen ideas de venir a poner negocios en Australia, o que están en Australia se quieren quedar, no como empleados, sino como como empresarios, como emprendedores y estas visas dan esa oportunidad. A mí me parecería un error quitarlas, yo creo que vale la pena que se abran oportunidades diferentes a quedarse en Australia como empleados de un tercero.

El Instituto en su recomendación habla de personas de todas las profesiones, siempre que ganen 80000 dólares o más al año. ¿Es esto factible para un inmigrante que acaba de entrar?

Definitivamente no. Yo creo que para los inmigrantes cuando recién llegamos al país es muy difícil que logremos salarios de 80 mil dólares. En parte, porque los empleadores australianos no están dispuestos a pagar los salarios sin antes haber probado a la persona. Es, yo creo, el argumento más difícil para superar cuando uno está buscando su primer trabajo en Australia: el tema de la falta de experiencia local. Entonces, de alguna manera, si se pone la barrera tan alta, lo que está haciendo es quitarle la oportunidad de trabajo a los inmigrantes recién llegados.

Por otro lado, me parece muy acertado que abran a todas las profesiones, es decir, ese criterio que propone el Grattan de juzgar las ocupaciones no por una lista específica, sino por un salario, sí me parece acertado; los 80.000 dólares me aparecen, en cambio, demasiado alto.

Entonces esta propuesta se empieza a caer por su propio peso sólo por eso.

Yo pensaría sí. Después de haber trabajado con tantas empresas que ofrecen trabajo a extranjeros, yo diría que son poquitas las empresas que están dispuestas a iniciar un patrocinio con 80.000 dólares. Quitaría muchísimas oportunidades, por ejemplo, muy pocos ´restaurant managers´, muy pocos chefs, muy pocas personas que son calificadas en su profesión arrancan con un salario de 80.000 dólares. Lo ganan después dos o tres años de experiencia local, claro que sí, pero no para arrancar el patrocinio. Hay que tener en cuenta que la Visa de patrocinio es el primer trabajo en Australia o quizá el primer trabajo calificado en Australia. Entonces poner una barrera tan alta definitivamente es matar el programa.

Para escuchar la entrevista completa ingresar aquí

Read the in-depth insights in the full article SBS Spanish 

Otras novedades