"Si muero en mi habitación, nadie lo sabrá": El estrés de los estudiantes internacionales en Australia en tiempos de COVID

By SBS en Español

Un informe basado en dos encuestas realizadas entre miles de estudiantes internacionales en Australia indica que seis de cada diez de estos jóvenes que estaban empleados antes de la pandemia perdieron sus empleos. En una situación precaria en un país ajeno, a estos jóvenes no les queda otra cosa que luchar para pagar el alquiler y la matrícula.

Un equipo multidisciplinario de varias universidades australianas rastrearon las dificultades financieras por las que atraviesan estos estudiantes y desarrollaron ocho indicadores de las medidas de la Oficina Australiana de Estadísticas para la primera encuesta a finales de 2019.

De acuerdo a estas encuestas referidas al impacto de la pandemia, un 29 por ciento de los encuestados se habían quedado sin comer (un aumento del 22 por ciento antes del cierre), mientras que el 26 por ciento había empeñado o vendido algo para obtener dinero (más del 12 por ciento). 

Otros datos indican que un 23 por ciento ha tenido problemas para pagar la electricidad a tiempo (desde el 11 por ciento) y otro tanto había pedido ayuda a las organizaciones comunitarias (un aumento del 4 por ciento).

 Puntos destacados:

  • Una investigación sobre las dificultades que atraviesan los estudiantes internacionales en Australia durante la crisis de la COVID-19 muestra que seis de cada diez perdió su empleo, mientras que un 29 por ciento se quedó sin comer.
  • La crisis ha ahondado la situación precaria en la que viven los estudiantes internacionales.
  • El problema central es la pérdida de ingresos, que incluye la disminución de las remesas que les envían las familias desde los países de origen.

La encuesta de 2019 mostró que cerca de uno de cada cinco estudiantes internacionales en el sector privado de alquiler ya estaban en situaciones de vivienda precaria. La segunda encuesta reveló que muchos más vivían en condiciones precarias debido al deterioro de las finanzas durante la pandemia. 

Chart showing indicators of financial distress among international students


Ingresos del trabajo y la familia perdidos

El problema financiero central ha sido la pérdida de ingresos durante la pandemia. Sólo el 15 por ciento de los estudiantes que perdieron sus trabajos encontraron uno nuevo. Casi dos tercios (63 por ciento) de los que aún tenían un trabajo se les habían reducido las horas, la mayoría en un 50 por ciento.

Al mismo tiempo, el apoyo financiero de las familias disminuyó para poco más de cuatro de cada diez estudiantes. Sólo el 12 por ciento dijo que había aumentado.

Antes de la pandemia, el 50 por ciento de los encuestados informaron de un ingreso inferior a $500 a la semana; después de que comenzara, el 70 por ciento lo hizo. 

Los estudiantes están luchando en varios frentes. Un estudiante comentó:

“Es una locura. Es difícil a veces porque no duermes bien y tienes que hacer los trabajos académicos y luego tienes que pensar en cosas como hablar con los agentes todos los días y negociar y buscar trabajo. Hay un montón de cosas que vienen juntas”, comentó un estudiante.

Luchando por pagar el alquiler

Seis de cada diez encuestados estuvieron de acuerdo en que pagar el alquiler se había vuelto más difícil. Desde la pandemia, el 27 por ciento dijo que no podían pagar el alquiler completo. Uno de cada cinco estuvo de acuerdo o muy de acuerdo con la declaración: "Siento que podría quedarme sin hogar".

“Realmente pude ahorrar algo de dinero en el mes de febrero y marzo que realmente, ya sabes, me llevó hasta el mes de abril. Por lo tanto, no estaba realmente preocupada en abril, pero luego, cuando empezó mayo y casi a mediados de mayo, estaba realmente preocupada por el saldo de mi cuenta. Ya había hecho múltiples llamadas a diferentes organizaciones para entonces para cualquier tipo de apoyo”, relató una estudiante internacional.

La mitad de los encuestados informaron que trataron de negociar una reducción de la renta: el 22 por ciento recibió una reducción y el 31 por ciento recibió una reducción o un aplazamiento. Casi la mitad no tuvo éxito.

 “Estamos preocupados [por pagar el alquiler] y como enviamos un correo electrónico a nuestra agencia para pedir un descuento o algo así, pero dijeron que es difícil para ellos, para la agencia y para el propietario también, porque el propietario tiene una hipoteca [...] y todo el mundo está luchando y por ahora no tienen ningún descuento”, dijo una estudiante de Melbourne.

 “Estamos preocupados porque antes de eso, antes de esta cosa actual [la pandemia], teníamos nuestros trabajos a tiempo parcial y ahora los tres hemos perdido nuestros trabajos”, recalcó.

Una estudiante de educación y formación profesional de Sídney, que perdió su trabajo en marzo, describió cómo fue tratada cuando no pudo pagar el alquiler completo: “No podía pagar mi alquiler completo [...]por eso ellos [agentes] estaban como, 'Ok, no pagues el alquiler si no tienes dinero, lo entenderemos'”

 Pero después “a mediados de abril, dijeron: 'Oye, tienes este alquiler pendiente y tienes que pagarlo inmediatamente, de lo contrario el propietario va a presentar el caso ante el tribunal'. Y me sorprendí, y fue de la nada, y les dije: 'Tú fuiste quien me dijo que no tenías que pagar el alquiler si no lo tenías'”, recordó.

Two students sitting at a table together and working out a problem In some share houses, all the students have lost their jobs and don’t know how they’ll pay the rent. Shutterstock

Estrés financiero

Seis de cada diez encuestados estuvieron de acuerdo o muy de acuerdo en que el estrés financiero estaba afectando a sus estudios. Más de la mitad (54 por ciento) informó de dificultades financieras y el 44 por ciento se preocupó por no poder pagar las tasas de matrícula.

“También he tratado de conseguir una reducción de los honorarios pero siempre ha sido como una respuesta negativa. Así que en realidad ha sido bastante difícil [...] especialmente con que no estamos recibiendo la misma calidad de educación”, expresó un estudiante. 

Poco más de un tercio (35 por ciento) se preocupó por la posibilidad de tener que dejar Australia antes de completar sus estudios. 

Los encuestados no sentían que los gobiernos los hubieran apoyado. El apoyo del gobierno estatal fue calificado como bueno o excelente por el 17 por ciento, y sólo el 13 por ciento sintió lo mismo sobre el apoyo del gobierno federal.

 “En esta pandemia actual, el gobierno australiano ha dejado más claro que no se preocupa realmente por los estudiantes [internacionales]. No sé por qué. Es bastante desgarrador considerando el aporte de ellos a la economía australiana”, expresó un estudiante. 

La soledad va en aumento 

La soledad ya era un problema importante y ha empeorado durante la pandemia. Poco menos de un tercio de los encuestados dijeron que se sentían solos antes de la pandemia, pero el 63 por ciento se sintió más solo desde la pandemia. 

“Creo que nadie sabría si me he muerto en mi habitación si no fuera porque mi casera viene cada mes a pedirme el alquiler. Aparte de eso, nadie lo sabría”, confesó uno de ellos. 

La investigación revela lo precarias que se han vuelto las vidas de los estudiantes internacionales. Los políticos deberían tener en cuenta la evidencia y considerar cómo hacer de Australia un mejor lugar para estudiar. 

Los investigadores detallaron que la primera encuesta fue distribuida en 43 instituciones educativas (24 centros de formación profesional, diez universidades, siete instituciones de enseñanza del inglés y dos instituciones de cursos básicos) a sus estudiantes internacionales a finales de 2019. Esta encuesta recabó 7,084 respuestas.

La segunda se distribuyó en junio-julio de 2020 a 3,114 encuestados de la primera encuesta que habían aceptado ser entrevistados cara a cara y volver a ser contactados. La segunda encuesta recibió 852 respuestas.

Autores; The Conversation

Alan Morris, Profesor, Instituto de Políticas Públicas y Gobernabilidad, University of Technology Sydney;Catherine Hastings, Asistente de investigación, Instituto de Políticas Públicas y Gobernabilidad, University of Technology SydneyEmma Mitchell, Asistente de investigación, Instituto de Políticas Públicas y Gobernabilidad, University of Technology SydneyGaby Ramia, Profesor asociado en Políticas Públicas, Departamento de Gobernabilidad y Relaciones Internacionales, University of Sydney, y Shaun Wilson, Profesor asociado en Sociología, Macquarie University

Este artículo fue publicado en la revista The Conversation bajo la licencia de Creative. Léa el Articulo original.

La publicación sobre ""Si muero en mi habitación, nadie lo sabrá": El estrés de los estudiantes internacionales en Australia en tiempos de COVID" apareció por primera vez en el sitio web de SBS en Español.

***

To engage in the latest trends, developments, and opportunities in educational opportunities across Australia and Latin America, join our community at Education & Training Group. 

Not yet a member? Get connected and be inspired by more incredible Latin American and Australian professionals. Join the growing Somos21 Community.

Other news