Sin Medicare y sin poder regresar a Perú, Inés debe pagar $500,000 por su tratamiento médico en Australia

Jul 09, 2020

BY SILVIA ROSAS
PRESENTED BY CLAUDIANNA BLANCO

Este año Inés Oscategui Rodríguez cumplió, junto con su esposo y su hija, 10 años de haber llegado a Australia. Durante ese tiempo esta familia peruana ha estado con visas temporales en el país, lo cual significa que no reciben ninguna ayuda del gobierno. Esto no les había pesado tanto hasta ahora que Inés fue diagnosticada con mielodisplasia y necesita urgentemente un trasplante de médula ósea, el cual cuesta aproximadamente $500,000 dólares y la familia no puede pagar. 

La historia de Inés es una situación cada vez más común entre los inmigrantes temporales en Australia durante esta pandemia. Las personas con visa temporal están obligadas a pagar un seguro médico privado como requisito para mantener su visado; sin embargo, debido a la situación de crisis las personas están enfrentando grandes problemas financieros que les impiden pagar o renovar su seguro médico privado. 


Puntos destacados:

  • Inés Oscategui Rodríguez, del sueño a la pesadilla
  • Sin residencia, sin ayuda, sin posibilidad de regresar a Perú
  • Inés pide ayuda a la comunidad

Hasta hace unos meses, Inés Oscategui Rodríguez trabajaba como cuidadora de ancianos y tenía una vida tranquila al lado de su esposo y su hija adolescente. Residentes en el oeste de Sídney, Inés empezó a tener dolores de estómago constantes y eso la llevó a acudir con su médico para saber si podría tener algún problema de salud más allá de una simple gastritis.

Después de un par de semanas de estudios Inés fue diagnosticada con síndrome mielodisplásico, una afección sanguínea que si no se trata puede convertirse en leucemia.

En este momento, me sentí tan miserable. Me sentí terrible, comencé a llorar. Después de esto, mi vida se convirtió en mi pesadilla.

Una vez que tuvo el diagnostico y que comenzó con las quimioterapias, Inés debió renunciar a su trabajo, pues el tratamiento le impedía seguir con su ritmo de vida. Pero perder su trabajo y someterse a quimioterapias no era la mayor preocupación de Inés; lo que no la dejaba y no la deja dormir es la pregunta de cómo va a pagar el trasplante de médula ósea que necesita.

"Es terrible. Solía ​​ser muy feliz porque tenía una vida con mi hija. Me gusta cocinar, cuidar a mi familia", comenta Inés. "Pero ahora, cuando me levanto por la mañana, pienso en mi salud. Solo quiero volver a dormir porque no quiero pensar".

Sin residencia, sin ayuda, sin posibilidad de regresar a Perú

Durante estos 10 años Inés y su familia han logrado alargar su estadía en Australia con visas de estudiante y después con un patrocino que su esposo consiguió en su trabajo. Sin embargo, hasta ahora no han podido lograr la residencia permanente debido a que Gabriel, el esposo de Inés, no ha obtenido la puntuación que se requiere para la prueba de dominio del idioma inglés. 

Como la mayoría de los titulares de visas temporales en Australia, esta familia no es elegible para Medicare, y su seguro de salud, a pesar de estar financiando el tratamiento de quimioterapias de Inés, no cubre los trasplantes de médula ósea.

 

Ines says she does not want her daughter to grow up without her mother.

Ines says she does not want her daughter to grow up without her mother.

SBS News

 

Ante esta negativa lo primero que Inés pensó fue regresar a Perú. Sin embargo, sus doctores le aconsejaron que no lo hiciera. Dado que su sistema inmunitario está muy debilitado por los tratamientos de quimioterapia, el riesgo de contraer infecciones, incluido el coronavirus, es muy alto.

En las últimas semanas Perú ha ocupado el sexto lugar de casos de COVID-19 en el mundo, superando los puntos críticos anteriores de España, Italia y el Reino Unido.

“En mi país ahora hay demasiadas infecciones. Es terrible. Los hospitales se están derrumbando. La frontera está cerrada. Los vuelos no están disponibles”, señala Inés.

Inés pide ayuda a la comunidad

Incapaz de cubrir sus facturas médicas, sobre todo el costo del trasplante que podría ser de hasta $500,000 dólares, la familia de Inés lanzó una campaña de GoFundMe para pedir ayuda a la comunidad.

"Este es mi gran problema. Estoy preocupada. Es terrible mi vida en este momento. El trasplante de médula ósea es muy, muy caro... y no puedo pagarlo porque no tengo el dinero".

La situación de Inés parece no ser un caso aislado.

La directora ejecutiva del Consejo de Migración de Australia, Carla Wilshire, dijo que el consejo está al tanto de otros migrantes temporales que deben grandes cantidades por cuestiones de salud debido a la incapacidad de pagar o renovar un seguro médico privado desde que comenzó la pandemia.

"Es porque, financieramente, están actualmente en una situación desesperada y no pueden permitirse una cobertura privada, o porque su cobertura no se ha extendido a condiciones preexistentes que podrían haberse desarrollado mientras estuvieron aquí", aseguró.

"Las personas están atrapadas sin seguro médico privado, no pueden viajar a sus hogares porque no hay vuelos disponibles o porque el costo involucrado en viajar a sus hogares es muy prohibitivo. Así que están en una situación realmente precaria con respecto a su salud".

Escucha en el podcast toda la entrevista con Inés Oscategui Rodríguez. 

La publicación sobre "Sin Medicare y sin poder regresar a Perú, Inés debe pagar $500,000 por su tratamiento médico en Australia" apareció por primera vez en el sitio web de SBS en Español.

***

To engage in the latest trends, developments, and opportunities in health and wellness across Australia and Latin America, join our community at Health and Well-Being Group.

Not yet a member? Get connected and be inspired by more incredible Latin American and Australian professionals. Join the growing Somos21 Community.


Other news

Cookies help us deliver our services. By using our services, you agree to our use of cookies.