“Negligencia deliberada” contra titulares de visas temporales en Australia durante COVID-19

Jun 02, 2020

By SBS en Español

Diversas ongs como el Centro de Recursos para Solicitantes de Asilo (ASRC , siglas en inglés) dieron detalles sobre el costo económico y social que la crisis de COVID-19 está cobrando a los titulares de visas temporales y de transición (bridging visa) ante un comité del Senado que investiga la respuesta de Australia a la pandemia. 

El ASRC explicó que la demanda de su servicio de alimentación, salud y empleo se ha triplicado durante la pandemia. Esta organización vincula este incremento a la exclusión de los inmigrantes temporales de las medidas de apoyo como el subsidio salarial JobKeeper del gobierno y las prestaciones sociales JobSeeker para los desempleados. 

La directora de promoción y campañas del ASRC, Jana Favero, dijo que el "descuido deliberado" es chocante y "totalmente innecesario" a pesar de que "estas personas han pagado impuestos durante años, han trabajado y han contribuido a la economía y a la comunidad, pero no pueden protegerse contra la falta de vivienda, la pérdida del estatus legal, el deterioro de la salud o la infección por COVID-19"


 Puntos destacados

  • Las ong de ayuda a refugiados siente la presión en sus servicios por el ·descuido” deliberado del gobierno en la atención de inmigrantes con visas temporales.
  • Los inmigrantes temporales han sido excluidos de las medidas de apoyo como el subsidio salarial JobKeeper del gobierno y las prestaciones sociales JobSeeker para los desempleados.
  • Una comisión del Senado australiano investiga la respuesta de Australia frente a la pandemia.

El ASRC busca que el gobierno incluya en sus ayudas a unos 2,1 millones de inmigrantes temporales en Australia, incluidos los trabajadores extranjeros, los estudiantes internacionales y los solicitantes de asilo que viven en la comunidad.

El Gobierno federal ha dicho a los inmigrantes temporales que ya no pueden mantenerse a sí mismos que consideren "firmemente" la posibilidad de regresar a sus países de origen. Asimismo les ha dado la posibilidad de acceder a sus fondos de jubilación para que se mantengan durante su estadía en Australia.

Para el ASRC el regreso a los países de origen no es una opción para aquellos que buscan asilo ni para los refugiados que se enfrentan al riesgo de persecución y posible muerte.

El Centro Jurídico de Derechos Humanos también ha expresado ante la comisión investigadora su preocupación por los riesgos sanitarios "inaceptables" que afrontan las personas detenidas en los centros de detención de inmigrante.

Algunos estados y territorios han tomado medidas para apoyar a los titulares de visados temporales durante la pandemia, entre ellos Tasmania y el Territorio Autónomo de la Capital Australiana, mientras que otros sólo han ampliado el apoyo a los estudiantes internacionales. 

 

Graves problemas para sobrevivir en Australia

El ASRC dijo ante el comité parlamentario que estas personas tienen problemas de salud física y mental debido al estrés y al aislamiento, y advirtió que algunos de los inmigrantes que no reciben ayuda se enfrentan al hambre y a la falta de vivienda debido a la pandemia.

Este centro expresó que en los primeros cuatro meses del año se han presentado 850 personas a pedir ayuda, un número alto en comparación a las 1.249 que asistió durante el 2019.

Del total de las 850 personas, 271 han perdido sus empleos o tienen menos horas de trabajo debido a la crisis.

El centro considera que el aumento de la demanda de sus servicios refleja el fracaso del gobierno para apoyar a los inmigrantes temporales, muchos de los cuales eran autosuficientes antes de la pandemia.

Se calcula que alrededor de un millón de australianos han perdido sus empleos durante la pandemia, y los efectos de la crisis distan mucho de limitarse a los titulares de visados temporales.

Sin embargo, los grupos de apoyo a los refugiados dicen que sin acceso a los pagos de JobKeeper y JobSeeker, los titulares de visados temporales se están volviendo aún más vulnerables.

Justice for Refugees SA, con sede en Australia meridional, es otro grupo que ha detallado sus preocupaciones a la investigación parlamentaria.

El grupo dice que de 94 personas que les dieron detalles sobre su situación laboral mientras recibían asistencia alimentaria, el 67% había perdido su empleo como resultado directo de la pandemia.

Otro 10% que había estado trabajando a tiempo completo y con la crisis tiene actualmente un horario reducido o a tiempo parcial.

Los titulares de visados temporales trabajan principalmente en sectores afectados por las medidas de restricción impuestas por la crisis del coronavirus, entre ellos los sectores de la hostelería, los servicios y el turismo.

El centro ASRC también ha apuntado que otros problemas a los que se enfrentan los inmigrantes temporales, como el estrés de tener que pagar el alquiler y acceder a los servicios médicos dado que no tienen acceso a Medicare.

 Otras preocupaciones planteadas por los grupos de apoyo a los refugiados incluyen a las personas que se enfrentan a un mayor riesgo de perder su condición jurídica y las dificultades para lidiar con el sistema de procesamiento de la inmigración.

El ASRC también dijo que la disminución de las consultas cara a cara y la transición a las reuniones telefónicas podría obstaculizar los casos de inmigración más complejos, en particular los que implican el uso de intérpretes. 

La publicación sobre "Negligencia deliberada contra titulares de visas temporales en Australia durante COVID-19" de miles de estudiantes internacionales" apareció por primera vez en el sitio web de SBS en Español.

***

To engage in the latest trends, developments, and opportunities about immigration and visas across Australia and Latin America, join our community at Migration to Australia Group.

Not yet a member? Get connected and be inspired by more incredible Latin American and Australian professionals. Join the growing Somos21 Community.


Other news

Cookies help us deliver our services. By using our services, you agree to our use of cookies.